sábado, 19 de julio de 2014

North American XB-70 "Valkyrie".


El XB-70 era un avión experimental de largo alcance, de "Ala Delta" cantilever, propulsado por seis turborreactores. Los extremos alares se podían accionar hidraulicamente, para bajarlos y mejorar las características de estabilidad durante los vuelos a velocidades supersónicas a gran altitud, formando un ángulo con el resto de las alas de hasta 65º. Con esto se conseguía también hacer un mayor empleo del efecto de sustentación por compresión, mediante el cual la onda de choque supersónica era encauzada entre los extremos alares y la superficie inferior plana del avión, aumentando la sustentación en un 30% para lograr mayor elevación.

En la sección anterior del fuselaje, detrás de la cabina, estaba situado una especie de plano anterior tipo canard movible, que confería al avión unas excelentes cualidades de vuelo a bajas velocidades y podía levantarlo en las maniobras de despegue y aterrizaje. El fuselaje central era de sección circular, con un diseño parecido al avión supersónico de pasajeros Concorde, siendo construida la parte delantera de la nave con un sistema de posición variable, con láminas de titanio.

El grupo motopropulsor estaba constituido por seis potentes turborreactores General Electric YJ93-GE-3 de 14.000 kgf de empuje con postquemador cada uno, situados todos juntos en linea, en el interior de una especie de cámara rectangular bajo el fuselaje central y las alas, cuya misión consistía en controlar las ondas de choque producidas a altas velocidades, de modo que el aire llegara a los motores con la velocidad y presión óptima para su funcionamiento a diferentes altitudes y velocidades.

Combustibles de aviación: Jet A - Jet A-1


Los que más se utilizan son los standards Jet A en USA y Jet A1 para el resto del mundo. Ambos tienen como principal componente el queroseno, y por lo tanto son extremadamente volátiles. Bastan 38ºC para que se encienda, y con 210ºC se autoenciende. Tal vez la diferencia más nombrada entre ambos combustibles es su punto de congelación. Mientras que el Jet A tiene el punto a -40ºC, el Jet A1 lo lleva hasta los -47ºC y es por esa razón por lo que es el que comúnmente se utiliza en vuelos transoceánicos y polares. Otra curiosidad es que estos combustibles pueden acumular electricidad estática por el movimiento entre los conductos, elevendo el riesgo de una chispa e ignición espontánea.
  Por ello, se le añade un aditivo disipador de estática para prevenir el riesgo. Parecido a estos dos fuels, encontramos el TS-1, utilizado en Rusia y de características muy similares al Jet A1, con un punto de congelación de -50ºC. Existen otros como el Jet B, utilizado principalmente en zonas frías como Canada, y que están hechos de una mezcla de hidrocarburos como queroseno y gasolina. Esto hace que sea más ligero que el Jet A1 y aún más volátil, siendo más peligroso de manejar, y que por eso se hace un uso bastante restrictivo de él.

Hay también las versiones militares, como el JP-4, JP-5 y JP-8 que son muy parecidos a los combustibles civiles, pero llevan algunos aditivos para un mejor rendimiento de las turbinas, como pueden ser anticongelantes, anticorrosivos, etc…